Año Nuevo… ¿Futbol nuevo?

Se fue el 2023, con él se quedan guardadas en las páginas de la historia las glorias de los triunfadores, los fracasos de los que se quedaron en la orilla

Por Armando Navarro

LigaMx-america-1000-750

El Futbol Nuestro de Cada Día…

Se fue el 2023, con él se quedan guardadas en las páginas de la historia las glorias de los triunfadores, los fracasos de los que se quedaron en la orilla y decepcionaron, y hasta las actuaciones irrelevantes de los que solo nadan de muertito.

Llega el 2024, pleno de nuevas oportunidades y se renuevan los propósitos; los que tuvieron éxito tratarán de repetirlo, reconfigurando todo lo bueno que hicieron para mejorarlo; y los que se quedaron cortos tratarán de encontrar mejores fórmulas para que éste sea su año; pero aquellos que viven en la intrascendencia permanente, seguramente verán pasar el tiempo y solo se dejarán llevar, como barquito de papel, por la corriente del arroyo.

Sucede en todos los ámbitos, y hablando de futbol no es diferente, no tendría porque serlo, al fin y al cabo los protagonistas de la historia futbolera son casi los mismos de cada año, pues los cambios no se dan de un año para otro, sino más bien de manera generacional, sobre todo si hablamos de los futbolistas; y con los clubes y sus directivos la mutación es todavía más paulatina, difícilmente vemos cambios drásticos en las instituciones del futbol en períodos cortos de tiempo; pero con los técnicos es otra cosa, aquí el asunto es mucho más dinámico, pues éstos van y vienen hasta en una misma temporada, y no precisamente  para bien, pues esta movilidad se da por despidos que se convierten en proyectos inconclusos y fallidos.

Las selecciones nacionales responden a una dinámica muy distinta y es diferente en cada país, dependiendo mucho de la zona geográfica, es decir, de la confederación a la que pertenezcan.

Así es la dinámica anual del futbol, no varía mucho, y menos en México, en el país azteca el balompié tiene sus propias particularidades, que lo hacen un tanto cuanto singular; pero el tema daría para escribir un volumen bastante gordo, y aquí solo contamos con unas cuantas líneas para expresar nuestras ideas, así que vamos al grano.

El diseño de una nueva temporada, depende de las posibilidades económicas de cada equipo, y en nuestro país los dueños del futbol, por los motivos que gusten, no se han podido poner de acuerdo para trabajar como verdaderos socios, tratando de buscar un esquema que ofrezca oportunidades semejantes para todas las entidades futboleras, lo que se traduciría en una mayor solidez económica de todas, en una competencia más pareja y reñida; y, por ende, en un mejor y más atractivo espectáculo.

En la Liga MX, en los últimos diez años, los títulos han sido obtenidos por solo la mitad de los clubes que participan en el torneo liguero, los otros nueve, salvo contadas excepciones, tienen posibilidades prácticamente nulas de conseguirlo.

No me gusta comparar La Liga MX con la NFL, son deportes y competencia muy diferentes, pero hablando de torneos (sociedades) para ofrecer una competencia más equilibrada y atractiva, hay mucho que aprender de ella.

Los equipos de la NFL tienen, sino oportunidades iguales sí muy semejantes, porque, aunque hay entidades económicamente más poderosas que otras, la liga tiene mecanismos que equilibran de alguna manera las posibilidades de todos los socios de la liga.

Esto no sucede ni por asomo en la Liga MX, acá cada equipo se rasca con sus propias uñas, por eso vemos los trabucos que arman América, Tigres y Monterrey, que invierten cantidades multimillonarias para conformar sus planteles de cara a cada torneo; otros, como Toluca, Pachuca, Chivas, Pumas, Cruz Azul, León, Atlas, Santos y Tijuana, no tienen una cartera tan pachona como la de los primeros y batallan más para integrar sus plantillas y conseguir campeonatos; pero Puebla, San Luis, Querétaro, Mazatlán, Juárez y Necaxa tienen recursos muy limitados, que restringen mucho sus posibilidades reales, por más que alguno de ellos ya haya conseguido algún campeonato.

Recién se reunieron los dueños del futbol en México, pero no anunciaron nada de verdadera trascendencia, se votó de manera unánime para trabajar bajo el Nuevo Modelo del Futbol Mexicano, que suena muy bonito en el discurso, pero que no es otra cosa que lo que se ha soñado siempre pero que se queda siempre en solo buenas intenciones.

La historia pues, seguramente volverá a repetirse en 2024, y veremos a los protagonistas de siempre, con algunas refrescantes excepciones, que consideraremos sorpresas agradables pero efímeras, y así la vida transcurre sin verdaderos cambios o golpes de timón en este futbol nuestro de cada día.

                                                           e-mail: anavarrolopez@aol.com           

CONTENIDO RELACIONADO

La novela de Kylian Mbappé y su llegada al Real Madrid parece no tener final, si bien no se agregan muchos capítulos nuevos