AS Roma a la final de UEFA Europa League

Un empate sin goles le bastó al AS Roma para avanzar a la final de la UEFA Europa League, y ahora se enfrentará al complicado Sevilla en Budapest

Por Especialistas del Deporte

TW-AsRoma-Semifinal-uefa-1000-750

AS Roma obtuvo un empate 0-0 en Bayer Leverkusen en su partido de vuelta de semifinales de la Europa League el jueves para llegar a la final con una victoria global de 1-0.

El equipo de Roma ahora ha alcanzado finales europeas consecutivas bajo el mando del entrenador José Mourinho luego del título de la Europa Conference League de la temporada pasada.

Los visitantes estuvieron a la defensiva durante todo el partido y tuvieron que sobrevivir a la intensa presión de los alemanes, que fallaron muchas oportunidades y también golpearon la madera, ya que avanzaron gracias a la victoria por 1-0 de la semana pasada en Italia.

Se enfrentarán al Sevilla en la final el 31 de mayo en Budapest.

«Este partido es el resultado de nuestro trabajo, sabiduría táctica, experiencia, saber permanecer en los partidos y tratar de ocultar nuestros problemas», dijo Mourinho.

“Estos chicos se merecen algo especial. Mi preocupación siempre fue llegar a la final, será muy duro con la experiencia del Sevilla pero ya lo pensaremos más adelante”.

Sin embargo, todo empezó bien para el Leverkusen, que buscaba llegar a su primera final europea en 21 años.

Aparte de una oportunidad en el segundo minuto de Lorenzo Pellegrini de la Roma, los anfitriones tomaron ventaja en la primera mitad con una docena de intentos de gol en comparación con el de sus oponentes.

Moussa Diaby golpeó el larguero con un potente disparo en el minuto 12 y el disparo raso de Kerem Demirbay en el 21 fue detenido por el portero Rui Patricio.

Los visitantes intentaron subir un poco más en la segunda mitad para interceptar los ataques de Leverkusen antes, pero los anfitriones siguieron encontrando formas de crear ocasiones.

Demirbay forzó otra buena atajada a los 67 minutos de Patricio, quien pensó que Sardar Azmoun lo había superado minutos después, pero el disparo del iraní se fue por poco desviado.

El Leverkusen, cuyo último gran título se remonta a 1993, tuvo 23 remates a puerta, pero fue la Roma de Mourinho la que pasó aunque sólo remató un remate en todo el partido.

«Los muchachos lo dieron todo hasta el final», dijo el entrenador del Leverkusen, Xabi Alonso. «Hicimos todo lo que pudimos, creamos muchas oportunidades, tuvimos muchos tiros a puerta pero simplemente no pudimos marcar».

«Fueron pequeños detalles. Jugamos nuestro juego, hicimos nuestro mejor esfuerzo hasta el final y queríamos anotar. Es triste que no lo hayamos hecho».

CONTENIDO RELACIONADO