Chivas perdonó a Vega y al «Chicote»… ¡Mala idea!

Mala idea de la directiva de Chivas que reincorporó a los jugadores Alexis Vega, Cristian Calderón y Raúl Martínez al primer equipo

Por Armando Navarro

Chivas-Alexis-Vega

El Futbol Nuestro de Cada Día

Una vez que la Liga MX se reanudó después del parón por la fecha FIFA, y después de un poco más de un par de semanas de haber sido separados del primer equipo, por romper el código de disciplina del club, al meter mujeres a la concentración del equipo, en su visita a Toluca para el partido correspondiente al jornada diez del torneo Apertura 2023; la directiva de las Chivas Rayadas del Guadalajara, uno de los equipos más emblemáticos del futbol mexicano, reincorporó a los jugadores Alexis Vega, Cristian Calderón y Raúl Martínez al primer equipo, todo con el aval de su técnico Veljko Paunović.

Lo que en una primera instancia se creyó que derivaría en una sanción ejemplar para los jugadores, terminó solo en una separación temporal de éstos del plantel titular, mandándolos a entrenar con las fuerzas inferiores del equipo, y una reprimenda de su entrenador antes de reincorporarlos al grupo de titulares, aunque no fueron convocados para el juego de reanudación del torneo.

Se podría decir que fue mucho ruido y pocas nueces el que hizo la directiva tapatía, porque la falta cometida, que no fue poca cosa y que además se agravaba por la reincidencia de los jugadores en cuestión de indisciplinas, lo que provocó inicialmente una gran molestia en la oficina y el técnico; pero finalmente se vieron bastante blandos y doblaron las manos “perdonando” a los infractores.

“Después de una serie de reuniones en las que se valoraron las medidas tomadas y las acciones correspondientes por el incumplimiento a los lineamientos internos del club, además de las disculpas ofrecidas por los tres futbolistas, se decidió que Alexis Vega, Cristian Calderón y Raúl Martínez se reincorporen al trabajo grupal desde este miércoles”, se leía en el comunicado de Chivas que anunció la reincorporación de los jugadores.

Sin embargo, trascendió que lo que pasó fue que Chivas no pudo llegar a un acuerdo con los representantes de los jugadores, que en el caso de Alexis es la agencia PitZGroup, que, apoyada en el reglamento de FIFA, no aceptó la propuesta del cuadro tapatío.

El reglamento de FIFA, que por cierto protege mucho al jugador, establece en su artículo 14 lo siguiente:

            14       Rescisión de contratos por causa justificada

1. En el caso de que exista una causa justificada, cualquier parte puede rescindir

un contrato sin ningún tipo de consecuencias (pago de una indemnización o

imposición de sanciones deportivas).

Pero cae en contradicciones con la consideración de principios como este:

            Cada asociación deberá establecer en su reglamento los medios apropiados

para proteger la estabilidad contractual, con el debido respeto a la

legislación nacional obligatoria y a los convenios colectivos. En particular,

deberían considerarse los siguientes principios:

– art. 13: el principio del cumplimiento obligatorio de los contratos;

– art. 16: el principio de que los contratos no pueden rescindirse en el

transcurso de la temporada.

Se menciona en diversos medios de que Alexis Vega tiene un salario de casi 3.1 millones de pesos mensuales, poco más de 37 millones al año; y que el “Chicote” Calderón recibe 1.2 millones al mes, cerca de 14.5 millones anuales; ni mencionamos a Raúl Martínez porque es un novato cuyo contrato no pinta y es, en todo caso, una víctima colateral de la situación.

Vega tiene contrato hasta junio del 2024, mientras que el de Calderón vence en diciembre próximo; pero es el caso de Alexis el que complicó mucho la situación, pues son muchos millones los que tendría que pagarle Chivas por la rescisión, porque le quedan casi nueve meses de contrato, que implican casi 28 millones de indemnización, y además quedaría libre de contratarse con quien quisiera, según el reglamento de FIFA.

Pero si Chivas negocia a Vega en el mercado de invierno pudiera sacarle provecho a la transacción, en lugar de tener que desembolsar una fuerte cantidad de dinero; con Calderón también puede recuperar algo de lo que invirtió en él, pues es dueño de la carta del jugador y también lo puede negociar en diciembre.

Entiendo que el dinero es algo muy importante para cualquier equipo de futbol, en todo caso es una empresa y debe administrarse como tal, así como también es un hecho que los jugadores son activos de la empresa y que se deben manejar con el cuidado que permita conservar su valor.

Pero resulta una verdadera lástima que un par de jugadores que han demostrado en varias ocasiones que no respetan su profesión, que carecen de responsabilidad para cuidar su carrera y que son el peor de los ejemplos para niños y jóvenes, salgan tan campantes de una situación tan vergonzosa y además sigan cobrando las estratosféricas que devengan.

Seguramente ambos jugadores encontrarán acomodo en otros equipos de la liga mexicana y seguirán cobrando muy bien, y en la medida de que no se tomen verdaderas medidas para evitar que esto siga pasando, estos tristes capítulos se seguirán repitiendo.

“Poderoso caballero es Don Dinero”, y tiene muy bien sentados sus reales en todos los ámbitos de la vida, pero entonces en dónde quedan los valores que un futbolista como deportista debería representar y promover, y no solo él, también las instituciones que componen el balompié mexicano, si verdaderamente se quiere transformar este futbol nuestro de cada día.            

e-mail: anavarrolopez@aol.com 

Recuerda que puedes ver el archivo de mis columnas en mi perfil de Especialistas DD

CONTENIDO RELACIONADO

La novela de Kylian Mbappé y su llegada al Real Madrid parece no tener final, si bien no se agregan muchos capítulos nuevos