Cincinnati Bengals: Descansar y reagrupar

Con marca de 3-3, Cincinnati deberá aprovechar la semana de descanso para recuperar la precisión de una ofensiva que alguna vez supo jugar por nota

Por Orson Ge

NFL-Cincinnati-Seattle-1000-750

Con marca de 3-3, Cincinnati deberá aprovechar la semana de descanso para recuperar la precisión de una ofensiva que alguna vez supo jugar por nota

Los Cincinnati Bengals lograron una sufrida victoria el pasado domingo en casa contra los Seattle Seahawks.

La visita lucía complicada, especialmente a la defensiva como una de las más efectivas contra la carrera, una de las mejores cinco de la liga, pero con oportunidades en el juego aéreo en donde los de Seattle no han logrado defender tan efectivamente, admitiendo 200 yardas por partido y más de 6 yardas por pase completo.

Las casas de apuestas daban como favorito a Seattle por 2.5 puntos, diferencial bien cubierto por los Bengals, sin embargo, más gracias a una gran actuación de la defensiva, que cubrió a un ataque que arrancó veloz y contundente, pero que desapareció prácticamente toda la segunda mitad.

Mucho se podrá decir de la experiencia de Pete Carroll (1-3 frente a Bengals como head coach de los Seahawks), o del regreso de Jamal Adams, que junto con Bobby Wagner le aportan el elemento de experiencia y solidez a una defensiva tan joven como efectiva en los primeros juegos de la temporada, especialmente el de horario estelar en que prácticamente sofocaron a muerte a unos New York Giants que no pudieron contar en aquel partido con Saquon Barkley, por mucho su mejor elemento ofensivo.

Comparado con el aplastante duelo de lunes por la noche, en el que los Seahawks consiguieron la friolera de once capturas, podemos decir que los Bengals salieron bien librados, a pesar de terminar el partido con Orlando Brown, su liniero ofensivo estelar lesionado, y apenas un cuarto de las capturas que los visitantes le habían propinado a su anterior rival, sin embargo, las fallas de ejecución, la falta de creatividad a la ofensiva, y la imprecisión del mariscal Joe Burrow reapareció en el juego de los de Cincinnati.

El descanso de la semana ocho, que al darse a conocer el calendario parecía muy temprano, llega en un momento ideal en el que el equipo necesita reagrupar y redefinir para reencontrar el estilo de juego que la gran mayoría esperaba de ellos para la presente campaña.

Los felinos han corrido con suerte, ya que la competencia es mucho menos cerrada en la división de lo esperado; con inconsistencias de distintos órdenes en sus rivales de división y dentro de una conferencia en que ningún equipo parece dominar la Americana como sí está sucediendo en la Nacional, a pesar de que los dos últimos invictos cayeron este pasado fin de semana.

Bengals aún tiene al alcance al líder de su división, los Baltimore Ravens, que están apenas a un juego de distancia. Con marca de 3-3, Cincinnati deberá aprovechar la semana de descanso para recuperar la precisión de una ofensiva que alguna vez supo jugar por nota, y dejar de una vez por todas bajo tierra los cuestionamientos acerca de la salud de Joe Burrow, o la legitimidad de su contrato.

De no hacerlo ya, este equipo difícilmente logrará tomar una forma que lo convierta en aspirante para contender por algún tipo de protagonismo en diciembre y enero. El obstáculo: dos de los equipos más complicados de toda la liga, San Francisco y Buffalo; de ahí la necesidad de descansar y reagrupar.

TwitterX: @orson_ge

CONTENIDO RELACIONADO

El equipo de Zac Taylor estaba casi descartado al darse a conocer la magnitud de la lesión de su QB titular, sin embargo, aún sigue luchando
El entrenador en jefe de los Bengals deberá echar mano de un mariscal con poca experiencia, sí, pero que también estará rodeado de talentos probados
Mientras lo más notorio del juego en el que Bengals derrotaron a los 49ers en su propia casa, hay otra historia que podría estar pasando desapercibida