Cincinnati Bengals el “Huésped sin invitación”

Cincinnati Bengals reconoce que son el invitado sorpresivo a la final de conferencia y quieren ir por más ante Kansas City

Bengals Zac Taylor-1000-750

Por ORSON GE

“Sentimos haber arruinado sus planes”, fueron las palabras de Zac Taylor en la conferencia de prensa tras el juego en el que los Cincinnati Bengals avanzaron al partido por el título de la Conferencia Americana.

Y es que apenas unos días antes, la liga había dado su autorización para comenzar la venta del juego en “territorio neutral” que habría tomado lugar en caso de que los Buffalo Bills fueran quienes se hubieran quedado con el partido, sin embargo, estuvieron lejos de aspirar siquiera a competir en algún momento del duelo.

Los Bengals comenzaron golpeando primero, y pegando dos veces; con dos series ofensivas tan rápidas como efectivas, y apenas en el primer cuarto ya tenían la delantera por 14 puntos, ventaja que no perderían por el resto del encuentro.

Podrían decir que los Bills no fueron los mismos de siempre, y en gran parte se debe a lo que sí hizo su rival; que cambió los esquemas defensivos prácticamente en cada cuarto, bajo la batuta de Lou Anarumo, quien cambió de defensivas 43 a nickel y por momentos sólo dejó un solo safety arriba, ajustes contra los que Josh Allen simplemente no supo responder.

Sin embargo, la nota se la llevó la línea ofensiva, que impuso su voluntad prácticamente en todo el encuentro, y le permitió a Joe Mixon y Samaje Periné tener actuaciones destacadas, de más de 100 y 50 yardas respectivamente tomando por sorpresa a la liga entera.

No podemos olvidar que la conversación de la semana anterior giró en torno a si Jackson Carman, Max Scharping y Hakeem Adeniji serían capaces de suplir a sus respectivos titulares, dos de ellos, sonadas contrataciones de este offseason para la protección de Joe Burrow, sin embargo, como lo dijimos en este mismo espacio la semana pasada, no existía motivo para apretar el botón de pánico aún

Joe Burrow se vio como un coloso, completando 23 de sus 36 pases sin entregar el balón, sin embargo, más allá de la estadística, lo que sigue confirmando el status de super estrella del egresado de Louisiana State es la frialdad y la exactitud con la que ejecuta su plan maestro, descifrando y disecando a las defensivas rivales magistralmente, y administrando el partido a su conveniencia.

Ahora, los Bengals se enfrentarán por cuarta vez en los últimos 13 meses a Patrick Mahomes y sus Chiefs de Kansas City, en un duelo que para muchos puede representar la revancha que los Jefes han estado esperando, tras perder tres partidos en fila contra unos Bengals que para propios y extraños lucen poderosos en esta época del año.

La clave del duelo estará en el juego terrestre, en el que primero se tendrá que resolver el duelo de trincheras, en el que en el papel, parece favorecer más a los de casa, pero que tras la exhibición del pasado domingo no se puede descartar una buena actuación de los pupilos de Frank Pollack, entrenador de línea ofensiva de los Bengals.

El corredor Isiah Pacheco ha sido un sólido productor para el ataque terrestre de los de Kansas, mientras que las capacidades del mariscal Patrick Mahomes, y su conexón con Smith Schuster y Marquez Valdez-Scantlling será siempre peligrosa, aunque no tanto como la química que desde hace años ha exhibido con su ala cerrado Travis Kelce. Esta será una dura prueba para el perímetro felino, que salvo un error de Eli Apple frente a los Baltimore Ravens ha lucido sólido en playoffs.

De la lesión sufrida por Patrick Mahomes, el mismo mariscal ha repetido en distintas ocasiones que no es de gravedad, y que por ningún motivo debe esperarse que lo mantenga alejado de la acción el próximo domingo, por lo que las únicas ausencias serán las de Jonah Williams, y Alex Cappa, linieros titulares para Cincinnati que no se espera estén activos para el juego.

El duelo está en inmejorables condiciones, y sin duda romperá récords de audiencia en medios tradicionales y electrónicos, con un huésped que según palabras del mismo Joe Burrow, tal vez no sea de los invitados favoritos, pero que sin duda se dará cita para buscar el título de la Conferencia por segundo año consecutivo, un logro hasta ahora, inédito en la historia de la franquicia.

CONTENIDO RELACIONADO