Eagles cerró su desastrosa temporada eliminado ante Tampa Bay

Los Eagles, posiblemente con el plantel más talentoso de la NFL de repente se convirtieron en uno de los peores equipos del futbol americano

Por Especialistas del Deporte

NFL Eagles Tampa Bay 1000-750

Tackleadas fallidas. Malas coberturas. Pases perdidos. Un mal plan de juego. Aún peor lenguaje corporal.

Realmente, el guión de la derrota de los Philadelphia Eagles en los playoffs podría haber sido cualquiera de sus juegos desde principios de diciembre. De alguna manera, los Eagles pasaron de un inicio de 10-1 en esta temporada como campeones defensores de la NFC a perder seis de sus últimos siete, incluida una miserable derrota de playoffs por 32-9 ante los Tampa Bay Buccaneers el lunes por la noche.

Los Buccaneers ahora jugarán contra los Detroit Lions. Filadelfia cometió los mismos errores que cometió consistentemente cuando desperdició la NFC Este al final de la temporada.

Los Eagles, posiblemente con el plantel más talentoso de la NFL de arriba a abajo, de repente se convirtieron en uno de los peores equipos del futbol americano después de un inicio de 10-1. Va a ser una temporada baja larga para determinar qué viene después. El entrenador en jefe Nick Sirianni, quien tenía a los Eagles a un cuarto de ganar el título del Super Bowl hace apenas 11 meses, no puede sentirse completamente seguro. El colapso de los Eagles fue tan completo en ambos lados del balón que ningún cambio parece demasiado extremo.

La caída de los Eagles al final de la temporada no se debió sólo a las derrotas. Fue contra quién perdieron y cómo. Parecían indiferentes a medida que pasaba la temporada. Perdieron contra algunos equipos malos en la recta final, y algunas de sus derrotas fueron palizas no competitivas. Los Buccaneers tuvieron apenas 9-8 y ganaron la peor división del futbol, y el lunes los Eagles fueron completamente superados por ellos.

Nada de esto caerá bien en Filadelfia.

La caída de las Águilas no termina

Los Eagles estuvieron mal durante las últimas seis semanas de la temporada regular y eso se prolongó hasta su primer partido de playoffs.

Los Buccaneers tomaron rápidamente una ventaja de 10-0. La gran jugada fue un touchdown de 44 yardas para David Moore que fue ayudado por algunos intentos fallidos de tackle.

Llegaron al 13-0 al inicio del segundo cuarto. Los Eagles estaban planos y tenían un plan de juego extraño. Con A.J. Brown inactivo por una lesión en la rodilla, los Eagles lanzaron el balón en 12 de sus primeras 15 jugadas en lugar de intentar poner en marcha su juego terrestre. En el medio tiempo, Jalen Hurts, quien estaba lidiando con una lesión en un dedo que afectó su agarre, tenía 20 intentos de pase y los Eagles solo lo habían corrido cinco veces.

DeVonta Smith mantuvo a Filadelfia en el juego. Tuvo 111 yardas en la primera mitad, incluida una recepción de 55 yardas para preparar el único touchdown de los Eagles. Los Eagles intentaron la conversión de 2 puntos después de que los Bucs estaban en fuera de juego en el intento de punto extra, pero la defensa de Tampa Bay detuvo un «Brotherly Shove», en parte debido a un jalón de máscara que no fue sancionada.

Los Buccaneers ganaban 16-9 al medio tiempo y debería haber sido más. Tuvieron muchos pases perdidos. Los Eagles no habían jugado tan bien pero todavía estaban en el juego.

Los Buccaneers consiguen un safety y luego un TD largo

El tercer cuarto fue un trabajo duro para ambos equipos hasta una secuencia desastrosa para los Eagles.

En un tercer intento, Hurts se retiró a su zona de anotación y no tuvo salida contra la presión de Tampa Bay. Intentó lanzar el balón, pero resultó un pase intencional en la zona de anotación, lo cual es un safety. Dos jugadas más tarde, Trey Palmer tuvo una recepción corta en la banda y una mala tacleada y persecución le permitió a Palmer recorrer 56 yardas para anotar. Después de eso, los Buccaneers lideraron 25-9.

Eso prácticamente terminó el juego. Los Eagles no dieron mucha pelea al final de la temporada. Antes del partido del lunes hubo historias de que Hurts estaba decepcionado con el esquema ofensivo y las deficiencias de Hurts como líder. Cuando los Buccaneers tomaron una gran ventaja el lunes por la noche, los Eagles parecían un equipo que no podía esperar a que comenzara la temporada baja para poder alejarse unos de otros.

Al final del juego, el mariscal de campo de los Bucs, Baker Mayfield, lanzó un touchdown a Chris Godwin. La transmisión de ESPN inmediatamente mostró a tres fanáticos de los Eagles en las gradas con bolsas en la cabeza. Esa escena habría sido insondable hace un mes y medio. Los Eagles no eran tan buenos como su récord de 10-1 en ese momento, pero todavía tenían marca de 10-1 y no estaban muy lejos de una aparición en el Super Bowl. Entonces todo se vino abajo.

Los Eagles se van de vacaciones para su temporada baja mucho antes de lo esperado. Según lo mal que terminó la temporada, es posible que muchos de los jugadores y entrenadores no regresen a Filadelfia para la próxima temporada. Prepárese para una temporada baja ruidosa y tumultuosa para los Eagles.

CONTENIDO RELACIONADO