El ajedrez contractual de los Cincinnati Bengals

Cuánto valdría el nuevo contrato deJoe Burrow y cuándo se firmaría, dos interrogantes que siguen latentes en los Cincinnati Bengals, lo analiza Orson Ge

Por Orson Ge

Getty-Joe-Burrow-1000-750

El offseason de los Cincinnati Bengals comenzó el febrero pasado con dos serias interrogantes: ¿Cuánto valdría el nuevo contrato de Joe Burrow y cuándo se firmaría?

Hoy, a mediados de agosto, aún no se ha resuelto ninguna de las dos, pero esto no significa que nada ha pasado en el feudo felino; sino todo lo contrario.

Mientras la gran mayoría veía en el contrato del mariscal la piedra angular de la estructura financiera del plan a futuro del equipo, parece que las cosas se están moviendo de manera contraria, tras darse a conocer recientemente las extensiones de contrato del ala defensivo Trey Hendrickson y el apoyador Logan Wilson, junto con el regreso del también apoyador Germaine Pratt, quien en las primeras horas de la agencia libre decidió aceptar la oferta del equipo.

Ante esta situación, lo más natural sería pensar que será Tee Higgins, receptor egresado de Clemson, la próxima extensión anunciada por el equipo. ¿Por qué? La razón es simple: la señal aparente es que existe un pacto no hablado para que tal como lo dijo el dueño del equipo, Mike Brown, en el primer día de medios de la temporada, el “pay” que representa la nómina del equipo y el tope salarial, reparta las “rebanadas” de manera que se pueda pagar a todo el talento valioso para el equipo, a pesar de que algunos se lleven una pieza más grande que los otros.

Todo comenzó cuando el corredor Joe Mixon aceptó reestructurar su contrato y tomar una rebaja en su salario para quedarse en el equipo, no sólo como una acción de compromiso con el equipo, sino también de astucia, asegurando su trabajo por lo menos durante otros dos años, ante la crisis posicional que existe en este momento alrededor de la liga en lo relacionado a los contratos de este tipo de jugadores.

A juzgar por el comportamiento de las últimas transacciones, Joe Burrow estaría permitiendo un trato que abriera lugar a la retención del talento que ha hecho a la franquicia una de las más exitosas en años recientes en el campo de juego, pero también una de las mejor cohesionadas, y con mejor ambiente de compañerismo.

Tee Higgins es indudablemente uno de los blancos favoritos de sus mariscal, y aunque no hay garantías en el mundo de la NFL y los contratos hasta que no estén firmados, todo parece indicar que Joe Burrow está haciendo espacio para que la última pieza de dominó en caer antes de cerrar la nómina para 2023 sea él mismo.

Duke Tobin, gerente de operaciones del equipo, nos ha enseñado que Cincinnati es uno de los equipos más complicados de predecir administrativa y financieramente hablando, sin embargo, el curso de las cosas parece ir llevando una lógica en la que podríamos estar en la víspera de ser testigos del anuncio de la extensión de Higgins, el receptor número dos de los Bengals que bien podría ser el WR1 en varios equipos de la liga. De ser así, sólo tomaría algunos días para que se diera a conocer el contrato de Burrow y entonces tener configurada la nómina del equipo para la temporada que ya se asoma en la ventana.

El hermetismo ha sido el sello de la casa tanto por parte de los jugadores como la directiva, situación que da a entender que hay un plan en desarrollo, pero que aún necesita un par de ajustes antes de salir a la luz.

Aun así, nada está escrito, ambos jugadores tienen un contrato que los une al equipo hasta el final de la temporada y nada parece indicar que alguno de estos dos jugadores vaya a detenerse de jugar un solo juego de manera unilateral a menos de que se trate de una lesión.

La moneda sigue en el aire: ¿Qué contrato llegará primero?

El mejor análisis de la NFL lo tenemos en PUNTO EXTRA

CONTENIDO RELACIONADO

El equipo de Zac Taylor estaba casi descartado al darse a conocer la magnitud de la lesión de su QB titular, sin embargo, aún sigue luchando
El entrenador en jefe de los Bengals deberá echar mano de un mariscal con poca experiencia, sí, pero que también estará rodeado de talentos probados
Mientras lo más notorio del juego en el que Bengals derrotaron a los 49ers en su propia casa, hay otra historia que podría estar pasando desapercibida