El futbolista azteca, estrella de la mediocridad

Chivas Rayadas del Guadalajara, entró en bache enorme, por decir lo menos; tras haber sido subcampeón en el Clausura 2023, comenta Armando Navarro

Por Armando Navarro

Futbol-Chivas-Alexis-Vega-1000-750

El Futbol Nuestro de Cada Día

La marcha de uno de los equipos más significativos del futbol mexicano, las Chivas Rayadas del Guadalajara, entró en bache enorme, por decir lo menos; tras haber salido subcampeón en el Clausura 2023 y después de un inicio del actual torneo muy prometedor, con cuatro triunfos y un empate en cinco partidos, no ganó en cinco de los seis siguientes, de los que perdió cuatro, volviendo a ganar hasta esta jornada doce, lo que habla claramente de los problemas que hoy enfrenta el conjunto rojiblanco, dentro y fuera de la cancha.

El club anuncio el martes pasado la separación por tiempo indefinido de tres de jugadores del primer equipo: Alexis Vega, “Chicote” Calderón y el novato Raúl Martínez, por quebrantar el reglamento interno de la institución, sin dar más detalles al respecto; los tres jugadores habían tenido participación en el encuentro de Chivas contra Toluca de la fecha diez celebrado el primer domingo de octubre.

A esto se sumaba la inconformidad del mediocampista Víctor Guzmán con Veljiko Paunovic, técnico de la escuadra tapatía, por la poca actividad que el jugador ha tenido en la presente campaña, lo que se rumora que desembocó en una riña que dejó una herida sobre la ceja en el rostro del instructor serbio por un golpe propinado por Víctor, lo que obviamente ha sido negado tanto por el técnico como por jugador.

Lo que sí es un hecho es la pobre actuación de Chivas en las últimas fechas del torneo, en las que no había ganado, hasta el clásico tapatío jugado este fin de semana, que le ganó al Atlas por goleada de cuatro a uno, lo que ciertamente enfrió las aguas en el seno del Rebaño Sagrado, llevando algo de tranquilidad a la institución tapatía y que le dio un fuerte levantón en la tabla de posiciones, pero que no alcanza para tapar los problemas evidentes.

Ya hasta se hablaba de la salida del Paunovic, llegando a afirmarse que el juego contra Atlas sería el último dirigido por el estratega europeo más allá del resultado del partido, lo que fue desmentido por el propio entrenador rojiblanco la mañana previa al derby tapatío.

En la semana, ya trascendió que los jugadores que habían sido sancionados, recibieron la misma por meter mujeres a la concentración del equipo en Toluca; cabe mencionar que Vega y Calderón ya habían recibido penalizaciones por su comportamiento poco profesional fuera del campo.

Lo de la presencia clandestina de mujeres en las concentraciones es algo que desafortunadamente parece tener cierta recurrencia en el futbol mexicano, y aunque ciertamente sucede también en otros países y en otros deportes, no justifica que pase acá.

En nuestro medio es posible que suceda más frecuentemente de lo que nos percatamos, pero no trasciende mucho porque hay directivos y directores técnicos muy permisivos, que cómodamente se hacen de la vista gorda y dejan pasar estos incidentes, es más, se dice que hay directivos que no solo dejan pasar esas indisciplinas, sino que inclusive participan activamente en los reventones que arman los jugadores.

Cuentan leyendas urbanas de nuestro futbol, que en uno de los más altos directivos la federación en los tiempos en que Néstor de la Torre era el director de selecciones, no tenía empacho en asistir con frecuencia a los reventones organizadas por los jugadores; esto fue comentado por el propio Néstor al periodista David Medrano en una entrevista en su canal de YouTube.

El origen tan modesto, con entornos de grandes carencias de la gran mayoría de los jugadores del futbol azteca, compromete mucho el grado de compromiso profesional del futbolista en México, que deja mucho que desear en tantas ocasiones; y que contrasta tristemente con los altos sueldos que los jugadores reciben, incluso desde muy jóvenes.

Esta circunstancia los hace perder el piso con gran facilidad y se olvidan del cuidado que deben tener con su carrera; no son pocos los jugadores que pintaban para grandes figuras y terminan perdiéndose en la mediocridad por la forma disipada de manejar su carrera.

Los medios de comunicación también abonan a este proceso negativo, con comentarios que ponderan con exageración las buenas condiciones que los jóvenes empiezan a mostrar, haciéndose eco de promotores sin escrúpulos que inflan sus trayectorias.

Y como se trabaja tan poco en procesos de inducción para los jóvenes, que los hagan comprender lo que implica una carrera profesional, el pobrísimo bagaje cultural con que llegan no les permite estar perfectamente conscientes de su nueva realidad, y se desarrollan profesionalmente con muchas deficiencias y nunca llegan a ser profesionales integrales, con una conducta adecuada dentro y fuera de la cancha.

Es una pena que con las enormes sumas de dinero que ganan los futbolistas se sigan viendo este tipo de expresiones tan lamentables, que de alguna manera son una radiografía de la estatura cultural y deportiva del futbol mexicano; pero más lamentable es que los directivos del balompié azteca no muestren una verdadera preocupación por este problema y lo subestimen y soslayen al grado de prácticamente tolerarlo sin resolverlo de raíz.

No se puede creer que sean los propios directivos los que paguen carretadas de billetes y consideren como grandes figuras a tipos que no muestran ni siquiera la regularidad y continuidad que les permita ser titulares indiscutibles en sus equipos.

Jugadores que un día te dan un gran partido y luego transcurren varios sin que pase nada con ellos, Alexis Vega es una muestra perfecta de esto, pero hay muchos más, incluidos muchos seleccionados nacionales, que son tan mediocres como el propio Alexis.

Lo que sucede en Chivas es solo una muestra, pero tiene réplicas frecuentes en otros clubes mexicanos, por eso estamos como estamos en este futbol nuestro de cada día.

                                                           e-mail: anavarrolopez@aol.com           

CONTENIDO RELACIONADO

Este fin de semana fue el preámbulo de la gran actividad futbolera que tendremos en las próximas semanas en el concierto internacional del futbol