El mejor futbol, el soccer o el americano

Usted lector se pregunta por el nombre de mi columna, pero le platico que en esta época se acentúan las comparaciones entre ambos deportes

Por Armando Navarro

SuperBowlLVII-1000-750

El Futbol Nuestro de Cada Día…

En estos días, el futbol americano, como llamamos fuera de los Estados Unidos a este deporte para distinguirlo de nuestro futbol, acapara la atención por la realización del famoso Superbowl, en el que se enfrentan los dos mejores equipos de la temporada para decidir el campeonato, y que en esta ocasión se celebrará en la ciudad de Las Vegas el próximo 11 de febrero.

Usted, amable lector, se preguntará a que viene esta alusión en una columna de futbol soccer, bueno, le platico que curiosamente en esta época también se acentúan las comparaciones entre ambos deportes, comparación que surge principalmente entre los seguidores del americano; pero no solo entre los fanáticos, sino también entre muchos comentaristas de este deporte, que no se cansan de compararlos afirmando que el americano es mejor que el soccer.

Las comparaciones son odiosas, y más cuando se hacen entre objetos o temas muy diferentes entre sí, o como en este caso, entre estos dos deportes; aún, cuando puedan tener algunas cosas en común o ciertas similitudes.

Le comento primero que la palabra “football”, que tiene su origen en Inglaterra a finales del siglo XIX, hace referencia a múltiples deportes que se jugaban “a pie”, no “con el pie”; pues según el historiador deportivo Bill Murray, mientras los aristócratas disfrutaban de deportes que se realizaban a caballo, el “football” era una forma de referirse a juegos de las   personas de clase baja que los jugaban “a pie”, abarcando distintos tipos de deportes.

El futbol “soccer”, que tuvo su origen en Inglaterra, se estableció primero como   Association Football en 1863, cuando se definieron sus reglas oficiales; y su nombre se eligió para distinguirlo de otros deportes “a pie” o “football”.

Conviene señalar también, que la palabra “soccer” surgió aproximadamente en 1895, aunque hay referencias anteriores; y es básicamente una abreviatura de “Association Football”, de la que se toma “soc” y se le añade el sufijo “er”, dando origen al término conocido actualmente.

El futbol americano nació en América, de ahí su nombre; pero tiene sus raíces en el Association Football y en el Rugby, pero con mucha más similitud con éste, practicándose específicamente en las universidades; definiendo sus estándares en 1873.

Al futbol americano también se le llamó “Gridiron Football”, aludiendo a la palabra inglesa “grill” o “parrilla” en español, por el aspecto de la cancha en que se juega.

Pero volviendo al tema de las comparaciones, que como menciono líneas arriba, suelen ser bastante aborrecibles, lo son más cuando se comparan estos dos deportes, que ciertamente son bastante diferentes, aunque tienes algunas semejanzas.

En ambos deportes los terrenos de juego de juego tienen forma y dimensiones parecidas; los equipos en la cancha están integrados por once jugadores, se juegan con un balón con el que se consiguen las anotaciones para superar al rival, etc.; pero también comparten algunas de estas similitudes con otros deportes totalmente distintos.

Sin embargo, las diferencias son muchísimas, comenzando por el reglamento, la dinámica del juego, el rayado o pintado de la cancha, la forma del balón, el equipamiento, el tiempo y periodos de juego, número de cambios de jugadores, número de oficiales de arbitraje, y otras más.

Pero las comparaciones surgen sobre todo al hablar de la calidad de espectáculo que ofrece cada deporte, y aquí entramos en el terreno de lo subjetivo, del gusto personal; porque más allá de cómo están organizados ambos deportes, sus estructuras obedecen a las necesidades y características muy particulares de cada uno.

El futbol americano se desarrolla básicamente en el ámbito nacional estadounidense; en las principales ciudades de la economía más grande del mundo, un entorno económicamente muy poderoso, lo que le da una factibilidad sumamente importante, por todas las ventajas que todo esto conlleva.

Claro está, qué por lo concentrado de su mundo y su poderío económico, el futbol americano ha podido crear un estructura organizacional, administrativa y deportiva excepcional y digna de imitarse, que se refleja un gran espectáculo que seguidores y no seguidores pueden disfrutar.

Pero el futbol soccer es el deporte más popular y practicado del mundo, la FIFA tiene más países afiliados que la propia Organización de las Naciones Unidas, y celebra torneos en los confines más apartados del planeta a través de sus federaciones asociadas, las horas transmisión televisiva son prácticamente incontables y cada semana son millones de personas las que asisten a los partidos de futbol y muchísimas más las que los siguen por la televisión; sobra decir que el evento deportivo individual que ha reunido más espectadores ante una pantalla, ha sido la final del mundial de futbol de Rusia 2018, unos 1,120 millones de personas alrededor del mundo; lo que hace más que evidente la grandeza del espectáculo que ofrece.

Pasa que los estadounidenses son muy proclives a pensar que el mundo acaba en sus fronteras, además la influencia internacional que tiene su país los puede llevar a pensar   que el Superbowl es el evento deportivo con más espectadores detrás de una pantalla, pero el que más televidentes ha tenido fue el Superbowl XLIX , que apenas reunió 115 millones, que palidecen ante los que presenciaron la final de copa del mundo en el 2018.

Por eso, cuestionar cuál es mejor espectáculo resulta bastante ocioso, porque, insisto, es entrar en el terreno de la subjetividad, donde todo obedece a preferencias y gustos personales; ¿qué te gusta más un mango o una manzana?, ¿un Ford o un Chevrolet?; todo es cuestión de gustos, y en gustos se rompen géneros, reza un refrán.

A mi me parece que en lugar de andar con infames parangones, lo más saludable es disfrutar del esplendor y bondades de ambos deportes, aunque el corazón nos palpite más aceleradamente por alguno de los dos, que en mi caso lo hace por el único y verdadero balompié, en este futbol nuestro de cada día.

e-mail: anavarrolopez@aol.com

CONTENIDO RELACIONADO