El Ritmo Encantador de la danza de los millones

El futbol actual vive traspasos que parecen irreales por los montos que manejan. Armando Navarro te lo explica en el Futbol Nuestro de Cada Día

Por Armando Navarro

TW-england-harry-kane-1000-750

EL FUTBOL NUESTRO DE CADA DÍA

Como si se tratara del sensual performance de una hermosa bailarina de vientre oriental, que embelesa al ritmo de sus ondulantes caderas, así van danzando millones de euros, libras esterlinas y dólares, en el panorama futbolístico mundial, pero sobre todo europeo.

Y a un par de semanas de que cierre el mercado de fichajes de verano en Europa y con los diferentes torneos ya iniciando, la danza de los millones continua y los clubes más importantes siguen tras los mejores jugadores para incorporarlos a sus plantillas.

El juvenil inglés, Jude Bellingham de veinte años, pasó del Borussia Dortmund al Real Madrid por 103 millones de euros; el treintón Harry Kane, también inglés, pasó del Tottenham al Bayern por 100 milloncejos; Neymar se va del PSG al Al-Hilal saudita también por 100 millonsucos; pero destaca el traspaso del chaval ecuatoriano Moisés Caicedo, de solo veintiún años, del Brighton al Chelsea por 133 millones de billetes multicolores; por mencionar algunos de los más sonados

Sorprenden las cantidades que los clubes están dispuestos a desembolsar, por adquirir los servicios de estos portentos futbolísticos, a los que también hay pagarles sumas estratosféricas por sus servicios; y demás, en muchos casos, hasta casas y automóviles de lujo y otro tipo de extravagancias inimaginables.

Basta echarse un clavado en los principales periódicos, programas de tv y radio deportivos para darse cuenta de las cantidades astronómicas que gastan los clubes de futbol en traspasos, y todo mundo se pregunta de dónde salen los recursos para hacer frente a estas fortísimas erogaciones, que por cierto, se dan en el futbol de todo el mundo, pero obviamente a diferentes escalas, pues no es lo mismo el potencial del futbol europeo que el de otras regiones, Europa es la reina en este aspecto y por eso ahí juegan las estrellas más rutilantes del firmamento balompédico universal.

Encontramos la respuesta a esa pregunta en todo el marketing que se mueve alrededor de los clubes de futbol y sus grandes figuras, en el que los derechos de televisión, los patrocinios, el merchandising y la venta de otros jugadores, abonan los dineros para sufragar los exorbitantes gastos que un equipo de futbol implica en la actualidad.

Por eso la tenencia de los equipos de futbol se empezó a transformar desde varios lustros atrás, cuando se empezaron a manejar cifras que dejaron de ser manejables para una persona en lo individual, y los grandes mecenas futboleros migraron su afición a esquemas de negocio que generaran proyectos rentables que cuando menos le dieran auto sustentabilidad a la propiedad de un equipo de futbol, dando origen a una de las industrias más importantes de la actualidad.

Según la consultora Deloitte, la industria del futbol mueve un mercado valorado en 28,400 millones de euros, y en esta valoración tienen mucho que ver la liga inglesa y los principales equipos europeos de fútbol, la consultora afirma que la Premier League inglesa, es la más valiosa de todas las ligas europeas.

El futbol es tal vez el deporte más mediático del mundo, los grandes equipos y sus figuras son capaces de convocar a miles de fanáticos para admirar sus talentos sobre el terreno de juego, y son enormes las audiencias que siguen las transmisiones de los juegos de futbol, y como la audiencia manda, las cadenas de televisión están dispuestas a desembolsar colosales sumas de dinero por hacerse con los derechos para retransmitir las mejores competiciones futbolísticas.

Solo así se puede, no sé si justificar, pero sí entender, el porque de esta danza millonaria, que ha hecho del deporte más hermosos del mundo, una fuente de ingresos inimaginable para los encantadores del balón que nos hipnotizan con su magia en este futbol nuestro de cada día.

e-mail: anavarrolopez@aol.com 

CONTENIDO RELACIONADO

En pocas palabras, al Jimmy Lozano se le ha venido haciendo bolas el engrudo con la selección y no parece haber nadie que le pueda corregir la plana.