Francia inicia la defensa de su título con goleada a Australia

Francia inició la defensa de su título con una victoria de 4-1 sobre Australia que le abre el camino para avanzar a 2da ronda en Qatar

Por Especialistas del Deporte

TW-FIFAWorldCup-Francia-OlivierGiroud-1000-750

Francia comenzó su defensa del título de la Copa del Mundo con estilo con una goleada de 4-1 contra Australia el martes, con Olivier Giroud anotando dos goles para convertirse en el máximo goleador de todos los tiempos de Les Bleus.

Giroud anotó antes y después del descanso para llevar su cuenta a 51 goles, igualando la marca de Thierry Henry. La cuenta se cerró con un gol de Kylian Mbappe después de que Adrien Rabiot había empatado para Francia luego del sorprendente primer gol australiano de Craig Goodwin.

Les Bleus son los primeros campeones defensores en ganar su primer partido desde Brasil en 2006, lo que ya los ha colocado en una buena posición para avanzar desde la fase de grupos, algo que no lograron Italia en 2010, España en 2014 y Alemania en 2018.

Francia, cuyo defensor Lucas Hernández fue descartado de la Copa del Mundo después de sufrir una grave lesión en la rodilla en la primera mitad, tiene tres puntos y aventaja a Túnez y Dinamarca por dos después de que empataran 0-0 el martes.

El equipo de Didier Deschamps, que comenzó el torneo tras la decepción de que el delantero Karim Benzema fuera descartado por lesión el sábado pasado, se enfrentará a Dinamarca el próximo sábado.

«Tuvimos un susto, pero reaccionamos rápido después. Incluso si hubiéramos podido anotar más goles, nos encontramos, fuimos eficientes», dijo Giroud, de 36 años, quien ahora es el goleador de Francia de mayor edad en la Copa del Mundo.

«Es muy bueno para nuestra autoconfianza haber cambiado las cosas. Sin embargo, tendremos que aprender de estos pequeños errores».

El entrenador de Australia, Graham Arnold, dijo que su equipo se quedó sin gasolina contra un equipo superior.

«Mira, al final del día, son un equipo de calidad. Son campeones del mundo por una razón», agregó.

«Creo que en la primera mitad lo hicimos bien. En la segunda mitad, nos quedamos un poco sin piernas, pero ese es el tipo de nivel en el que juegan esos jugadores».

MAL COMIENZO

No fue el comienzo que esperaba Francia en el estadio Al Janoub.

Goodwin de Australia golpeó el balón en el techo de la red de un centro de Mathew Leckie desde la derecha, dejando a Lucas Hernández lesionado de la rodilla derecha, después de haber sido golpeado por el balón apenas a los nueve minutos.

El hermano de Hernández, Theo, entró como suplente y Francia siguió luchando por crear espacio, con solo Mbappe amenazando en su banda izquierda.

Australia fue mucho más directa, aprovechando al máximo el mediocampo inexistente de Les Bleus.

Sin embargo, fue Rabiot quien empató en el 27, dejando atrás su marcador para rematar de cabeza tras un centro de Hernández.

Con Mbappé moviéndose más hacia el centro, la defensa australiana tenía otro problema que resolver y eso quedó claro cuando el taconazo del delantero del Paris St Germain dentro del área fue recogido por Rabiot, quien deslizó el balón para que Giroud lo rematara.

Francia jugó con más libertad a partir de ese momento, con un tiro raso de Antoine Griezmann que salió apenas desviado y Mbappé remató por encima del travesaño mientras corría para recibir un centro de Griezmann desde la derecha.

Australia mantuvo a Francia alerta y estuvo cerca poco antes del medio tiempo cuando el cabezazo de Jackson Irvine rozó el poste derecho de Hugo Lloris después de un rebote.

Mbappé provocó más caos al comienzo de la segunda mitad, pero no pudo encontrar el avance, hasta que silenció a los fanáticos de Australia, quienes en la primera mitad gritaban ‘¿Quién eres?’ a él, con un cabezazo desviado en el 68′.

Tres minutos más tarde, Giroud remató de cabeza tras un centro de Mbappé antes de caer de espaldas con aparente incredulidad y verse rodeado por sus compañeros de equipo en una celebración de gol que duró más de lo habitual, lo que le dio un toque emocionante a la victoria de Francia.

Giroud, que debía su puesto en el once inicial a la ausencia de Benzema, necesitó 115 partidos internacionales para marcar sus 51 goles, mientras que Henry necesitó 123 entre 1997 y 2010.

Hubo más oportunidades para Francia a través de Theo Hernández e Ibrahima Konate, pero el resultado ya fue lo suficientemente satisfactorio, teniendo en cuenta que en 2002 su defensa del título comenzó con una derrota por 1-0 ante Senegal seguida de una eliminación en la primera ronda.

México y Polonia terminan con empate sin goles

CONTENIDO RELACIONADO