Gobierno español ve con buenos ojos reestructura en Federación de Futbol

El Gobierno español mostró su satisfacción por la decisión de remover de su cargo a Luis Rubiales y prometió acabar con cualquier discriminación

Por Especialistas del Deporte

Futbol-espana-LuisRubiales-1000-750

El Gobierno español acogió con satisfacción el martes el plan de reestructuración de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) tras el furor desatado por el beso de su presidente a una jugadora de la selección femenina y prometió acabar con cualquier discriminación contra las mujeres en el deporte.

«Se acabó, no más discriminación hacia las mujeres«, dijo el ministro de Deportes en funciones, Miquel Iceta, en una rueda de prensa en Madrid. «Estamos asistiendo a una verdadera reacción social y deportiva».

Tras una reunión maratónica, los jefes regionales de la RFEF solicitaron por unanimidad en un comunicado el lunes por la noche la dimisión inmediata de Rubiales tras los recientes acontecimientos y los «comportamientos inaceptables» que han dañado gravemente la imagen del fútbol español.

La situación se ha convertido en una disputa nacional sobre los derechos de las mujeres, el comportamiento machista y el abuso sexual.

El Tribunal Administrativo Deportivo debía decidir si acepta un caso contra Rubiales después de una reunión extraordinaria el lunes.

La ministra interina de Trabajo, Yolanda Díaz, dijo que el desafío de Rubiales y el apoyo de algunos miembros de la federación demostraban que el comportamiento machista era sistémico en la sociedad española.

«Lo que vivió la futbolista Jenni Hermoso nunca debería haber sucedido», dijo Díaz en un comunicado en vídeo antes de una reunión con el sindicato de jugadoras.

Por la noche, cientos de personas se concentraron en el centro de Madrid en protestas convocadas por grupos feministas en apoyo a Hermoso y en contra de Rubiales.

La gente pidió su dimisión coreando: «No es un beso, es una agresión».

El portavoz de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, dijo el lunes que el sexismo sigue siendo un tema crítico en el deporte e instó a las autoridades y al gobierno español a abordarlo «de una manera que respete los derechos de todas las deportistas».

«¿Qué tan difícil es no besar a alguien en los labios? No veo ningún indicio de que algo haya sido consensuado», añadió Dujarric.

En un giro adicional, la madre de Rubiales se encerró dentro de una iglesia e inició una huelga de hambre para protestar contra el trato que recibía su hijo.

Los 23 jugadores del equipo ganador de la copa de España, incluido Hermoso, así como decenas de otros miembros del equipo, dijeron el viernes que no jugarían partidos internacionales mientras Rubiales siguiera siendo presidente de la federación. Su próximo partido será ante Suecia en la Liga de Naciones el 22 de septiembre.

CONTENIDO RELACIONADO