Joe Burrow se perderá una pretemporada más

Hay preocupación en el campo de entrenamiento de Cincinnati Bengals por una nueva lesión de su quarterback Joe Burrow, que lo pone en duda

Por Orson Ge

Cincinnati-Joe-Burrow-1000-750

Los ojos de una buena parte de la liga voltearon hacia Cincinnati la semana pasada, cuando su mariscal Joe Burrow salió lastimado, sin contacto, de una jugada de play action en apenas la segunda práctica del equipo en pretemporada.

Llamó la atención que, a diferencia del día anterior, el número nueve de los Bengals lucía una banda de compresión en su pantorrilla derecha, misma en la que se manifestó la lesión, que en un inicio hizo cojear al egresado de Louisiana State University y que finalmente lo obligó a sentarse en el pasto para recibir atención, por la que se decidió regresarlo a vestuarios en el “carrito de las desgracias”.

Ya se especuló demasiado en la gravedad de la lesión y el tiempo en el que el joven astro de la NFL estará ausente de las prácticas.

Al más puro estilo de la organización, el head coach Zac Taylor se limitó a precisar que serán “varias semanas” antes de que Burrow pise de nuevo el pasto de entrenamiento, y de acuerdo al consenso médico que ha hablado en medios de comunicación, es muy probable que la distensión que sufrió el músculo inferior se trate de una lesión de grado uno, lo que colocaría una probable tabla de tiempo -ante la ausencia de parte oficial- entre 4 y 6 semanas, aunque todo podría pasar, especialmente dado el carácter aguerrido del quarterback.

La buena noticia es que Joe ha sido visto por la prensa en los vestuarios, en los horarios regulares de sus compañeros que están participando en las prácticas, sin cojera aparente o ayuda alguna para desplazarse, situación que da viabilidad a las especulaciones que ya mencionamos.

La situación obligó al equipo a traer a dos mariscales más para completar las labores de entrenamiento de tercer equipo y escuadra de prácticas. El talento local, Drew Plitt, que también pasó un tiempo en la temporada pasada de la XFL, donde también estuvo Reid Sinnett, único mariscal que ha enfrentado a Joe Burrow en instancias de pretemporada, cuando jugó con los Miami Dolphins.

Existen voces expertas en la liga que opinan que tal vez Burrow no volverá formalmente a las prácticas hasta no ver resuelta su situación contractual, que se encuentra en cuenta regresiva desde que se anunció que Justin Herbert sería el jugador mejor pagado de la liga, y de la historia, superando los anuncios de marquesina de Lamar Jackson y Jalen Hurts en el offseason.

Sin embargo, dentro del fanbase del equipo, y de los analistas especialistas en Cincinnati, no hay un consenso general en cuanto a esta situación, en la que se argumenta el compromiso de Burrow con la organización y la posibilidad de que la negociación se encuentre en sus últimas etapas entre agente y directiva, en un inminente anuncio previo al inicio de la campaña.

Si bien Burrow no ha podido tener una pretemporada normal desde su llegada a la liga, este año la historia parece ser algo distinta a las tres anteriores. En esta ocasión podrá alimentarse adecuadamente, como no pudo hacerlo por la apendectomía del año pasado, podrá levantar peso, a diferencia de hace dos años, saliendo de una operación de ligamento cruzado, y de su primer preseason de novato, en el que por COVID no se permitieron las prácticas.

Lo más importante: posiblemente pueda participar de manera progresiva en las últimas prácticas previas a la semana 1.

Lo cierto es que es muy probable que veamos al referente de estos Bengals participar en el partido de apertura contra los Cleveland Browns el domingo 10 de septiembre, tal vez no con la intensidad del último partido que vimos en la temporada anterior, sino con un playcalling más rápido, conservador, y no tan exigente con un músculo que no sólo suele resentirse con facilidad, sino que es muy impredecible de no estar sanado al cien por ciento.

Además de la lesión del quarterback, dentro del equipo aún se espera la recuperación de La’El Collins, tackle derecho quien competirá por el puesto con Jonah Williams, quien fue reposicionado tras la llegada de Orlando Brown, en lo que luce como la mejor línea ofensiva que ha tenido Burrow en su joven carrera en la liga.

Los Bengals parecen estar listos para competir en la temporada que está por comenzar, incluso en la espera del regreso de su jugador insignia, y tú, ¿ya estás listo para el regreso del deporte de las tackleadas?

El mejor análisis de la NFL lo tenemos semana a semana en PUNTO EXTRA.

CONTENIDO RELACIONADO

El equipo de Zac Taylor estaba casi descartado al darse a conocer la magnitud de la lesión de su QB titular, sin embargo, aún sigue luchando
El entrenador en jefe de los Bengals deberá echar mano de un mariscal con poca experiencia, sí, pero que también estará rodeado de talentos probados
Mientras lo más notorio del juego en el que Bengals derrotaron a los 49ers en su propia casa, hay otra historia que podría estar pasando desapercibida