La noche fue de Lamar Jackson, y Ravens elimina a Texas

Lamar Jackson lanzó dos pases de touchdown, corrió para dos anotaciones y Ravens se alejaron en la segunda mitad para vencer a Houston

Por Especialistas del Deporte

NFL Ravens Lamar 1200-675

Lamar Jackson ya había corrido mucho cuando llegó a la zona de anotación en el último cuarto. Aparentemente, todavía tenía bastante energía, saltó más allá de los fotógrafos y desapareció en el túnel en una celebración que pareció catártica para el mariscal de campo All-Pro.

Jackson lanzó dos pases de touchdown y corrió para dos anotaciones, y los Baltimore Ravens se alejaron en la segunda mitad para vencer 34-10 a los Houston Texans el sábado para avanzar al juego por el campeonato de la AFC. Fue sólo la segunda victoria en cinco partidos de playoffs para Jackson, un hecho del que era muy consciente.

“Sabes que escuché eso”, dijo. “Ni siquiera tengo que oírlo. Yo lo veo. Pero es lo que es. Realmente no me importa lo que diga la gente. … Esos muchachos simplemente tenían el número de nuestro equipo en el pasado, pero es un equipo diferente”.

Jackson hizo un poco más de historia el sábado, convirtiéndose en el primer mariscal de campo desde al menos 1948 (en la temporada regular o en los playoffs) con al menos dos pases de touchdown, dos carreras de touchdown, 100 yardas terrestres y un índice de pasador de 100 en el mismo juego.

“Hay que darle crédito a Lamar”, dijo el entrenador de los Texans, DeMeco Ryans. “Hizo un montón de grandes jugadas. Por eso es el MVP”.

Los Ravens (14-4) dominaron la segunda mitad después de que los equipos terminaron el segundo cuarto empatados a 10. Jackson dijo que fue él quien habló la mayor parte del tiempo en el medio tiempo.

La carrera anotadora de 15 yardas de Jackson puso a Baltimore adelante para quedarse. Aunque C.J. Stroud tuvo una primera mitad sólida y compuesta para Houston, los Texans (11-8) al final no pudieron convertir suficientes avances prometedores en puntos contra una impresionante defensa de los Ravens.

Ahora Baltimore será sede del juego por el título de la AFC por primera vez desde enero de 1971, cuando los Colts vencieron a los Oakland Raiders en su camino hacia un campeonato de Super Bowl. Los Ravens jugarán esa ronda semifinal por quinta vez desde su llegada a Baltimore. Se enfrentarán al ganador del enfrentamiento del domingo entre Buffalo y Kansas City.

«Nuestros fanáticos tendrán la oportunidad de animar tanto o más fuerte que en este juego, y estuvieron increíbles», dijo el entrenador de los Ravens, John Harbaugh. “Pensé que nuestros fanáticos eran increíbles. Hombre, era ensordecedor allí afuera”.

El hermano de Harbaugh, Jim, estuvo presente en el partido y le devolvió el favor después de que John fue a ver a Jim entrenar a Michigan para ganar el título nacional de fútbol universitario a principios de este mes.

Los fanáticos de los Ravens han estado atormentados por lo que sucedió en los playoffs hace cuatro años, cuando Baltimore tuvo marca de 14-2 en la temporada regular pero perdió su primer partido de postemporada ante Tennessee. Houston hizo lo suficiente para crear algo de ansiedad, especialmente cuando Steven Sims devolvió un despeje para touchdown y Jackson tuvo problemas por momentos con la agresiva defensa de los Texans.

Pero en la primera posesión de la segunda mitad, Jackson guió a Baltimore 55 yardas en seis jugadas y anotó en una carrera por el medio. Luego, un pase de touchdown de 15 yardas a Isaiah Likely al comienzo del cuarto puso el marcador 24-10.

El último touchdown de Jackson se produjo en una carrera de 8 yardas con 6:20 por jugar, y el enardecido mariscal de campo siguió corriendo hacia el túnel en esa esquina del campo.

El regreso de Sims fue el único touchdown de los Texans, cuya ofensiva nunca llegó a la zona de anotación en 120 minutos contra los Ravens esta temporada. Houston perdió 25-9 en su primer partido de temporada en Baltimore.

Jackson corrió para 821 yardas durante la temporada regular, lo cual es una gran parte del argumento para su segundo premio MVP. Pero sólo superó las 100 yardas en tierra una vez. Corrió exactamente 100 el sábado en 11 intentos. Un contraataque de 14 yardas en cuarta y 1 cerca del medio campo condujo al touchdown de Likely que les dio a los Ravens algo de espacio para respirar.

Jackson también lanzó para 152 yardas.

“Lamar es un perro. He sido fan suyo desde la secundaria”, dijo Stroud. «Es realmente un honor compartir el campo con un jugador así».

Stroud lanzó para 175 yardas y no recibió capturas contra un duro frente defensivo de Baltimore, pero los Texans cayeron a 0-5 en la ronda divisional de los playoffs. Son la única franquicia actual que no ha llegado a un partido de campeonato de conferencia.

Los Ravens lideraron la NFL en capturas esta temporada, pero fue Jackson quien estuvo bajo presión en la primera mitad, cuando Houston lo atacó tres veces. Dos de esas capturas se produjeron consecutivas en el último minuto del segundo cuarto después de que un gol de campo fallido le dio a Baltimore una posición decente en el campo.

Los castigos frenaron a los Texans todo el día: terminaron con 11 para 70 yardas. Después de que Justin Tucker abrió el marcador para Baltimore con un gol de campo de 53 yardas, Houston parecía encaminado a ganar puntos antes de que dos salidas en falso y una bandera de tierra intencional empujaran a los Texans fuera de su alcance.

Houston finalmente empató el marcador con un gol de campo de 50 yardas de Ka’imi Fairbairn, pero los Ravens respondieron con una marcha de 76 yardas coronada por un pase de touchdown de 3 yardas de Jackson a Nelson Agholor.

Abajo 10-3, los Texans contraatacaron en equipos especiales. Sims, quien fue contratado del equipo de práctica a la lista activa a principios de semana, se liberó por el medio para un touchdown de 67 yardas.

HASTA LA PRÓXIMA

Texanos: El ascenso de Houston esta temporada incluyó un título de la AFC Sur y una victoria en la primera ronda de los playoffs contra Cleveland. El futuro parece brillante con Stroud como mariscal de campo.

Ravens: Baltimore está a una victoria de su primera aparición en el Super Bowl en 11 años. Los Ravens no se enfrentaron a los Bills ni a los Chiefs durante la temporada regular.

CONTENIDO RELACIONADO