La PGA suspende a los golfistas del LIV Golf

La PGA anunció la prohibición para que jueguen en sus torneos los golfistas que han participado en la LIV Golf organizada por Arabia Saudita

Por Especialistas del Deporte

PGA_Rickie-Fowler-1000-750

A diferencia de Bryson DeChambeau, quien recientemente dijo que LIV Golf no lo tentó antes de dar el salto a la gira respaldada por Arabia Saudita esta semana, el comisionado de la gira de la PGA, Jay Monahan, cumplió su palabra.

Monahan se saltó cualquier multa sin sentido e hizo lo que tenía que hacer:

Protegió su gira y respaldó su charla de los últimos meses.

Monahan envió un memorando el jueves a aquellos que «decidieron dar la espalda al PGA Tour», informándoles que «están suspendidos o ya no son elegibles para participar en los torneos del PGA Tour, incluida la Copa Presidentes».

Entonces, más allá de aquellos que fueron proactivos y ya renunciaron a su membresía de la gira (Dustin Johnson de Júpiter, Charl Schwartzel de Palm Beach Gardens, Sergio García, entre otros), Monahan prohibió jugar a desertores como Phil Mickelson, Ian Poulter, Lee Westwood y Peter Uihlein de Júpiter.

Se espera que DeChambeau y Patrick Reed, quienes anunciaron sus intenciones esta semana, jueguen en el próximo evento de LIV del 30 de junio al 2 de julio en Portland, Oregón.

El memorando de Monahan se produjo como la primer respuesta a la Serie Invitacional de Golf LIV, que está financiada por el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita, que comenzó en Londres el jueves.

La decisión de Monahan está respaldada por dos de los nombres más importantes del deporte, Justin Thomas y Rory McIlroy, ambos de Jupiter.

Hablando desde el Abierto de Canadá, Thomas dijo que está «complacido» y que cualquiera que esté «conmocionado» por la prohibición no ha escuchado el mensaje de Monahan. McIlroy agregó: “Creo que la mayoría de los miembros que están aquí esta semana y que no han ido a jugar a otro lado realmente lo aprecian. Así que creo que ha hecho lo correcto».

Nada de esto debería ser una sorpresa para quienes persiguen el dinero. Todos los jugadores, desde Mickelson, quien supuestamente recibirá un bono por firmar de $200 millones, hasta el golfista que terminó último en Londres esta semana y recibió $120,000, sabían que unirse a LIV significaría enfrentar las consecuencias y el impacto en su reputación.

Simplemente decidieron que el dinero es más importante.

La prohibición de Monahan también se aplica a todos los tours sancionados por el PGA Tour: Korn Ferry, Tour Champions, Tour Canada y Tour Latinoamerica. Chase Koepka de West Palm Beach se unió a LIV después de fracasar durante seis años para obtener la membresía del PGA Tour. Koepka ganó $8,500 este año jugando 11 eventos en las giras de Canadá, Korn Ferry y Latinoamérica.

Para aquellos como Koepka y otros golfistas con dificultades que se unieron a LIV, la obtención de dinero supera las consecuencias y cualquier impacto en una carrera que no se distingue en absoluto.

Para aquellos como Thomas y McIlroy y muchos otros, incluido el hermano más exitoso de Chase, Brooks, su lealtad al PGA Tour supera cualquier ganancia financiera de LIV.

Y para muchos, esas discusiones con asesores financieros, patrocinadores y agentes deben haber sido intensas. Uno de ellos, Rickie Fowler de Júpiter, se niega a cerrar la puerta para unirse a LIV.

Fowler, de 33 años, parece ser el principal candidato para unirse a LIV considerando que su juego ha caído por un precipicio en los últimos años. No ha ganado un torneo en los últimos tres años con un resultado entre los tres primeros en ese tiempo, perdiendo casi el 40% de los cortes.

El ranking mundial de Fowler de 145 es el más bajo en una docena de años. Es un suplente para el Abierto de Estados Unidos de la próxima semana, que permitirá la participación de los golfistas de la gira LIV, y no calificará por segundo año consecutivo.

El lunes, Fowler reiteró su deseo de seguir jugando en el PGA Tour pero no descartó unirse a LIV.

«Mis planes son seguir jugando el PGA Tour ahora mismo», dijo a Golf Channel. «Pero también creo que la competencia es algo bueno, siempre lo ha sido. LIV es definitivamente interesante e intrigante y vale la pena mirarlo. Pero no, no he tomado ninguna decisión al respecto y será interesante ver de cómo todo continúa desarrollándose».

Fowler, como Mickelson, DJ, García y un puñado de otros, también deben sopesar las consecuencias de los patrocinadores. Fowler ha tenido una sólida relación con Rocket Mortgage y Farmers Insurance, entre otros, y es probable que haya ganado más dinero de los patrocinadores que los $41 millones que ganó en el campo.

Fowler sería una buena incorporación para LIV teniendo en cuenta que su popularidad, hasta ahora, ha resistido el declive de su juego. Pero para Fowler, que sigue cobrando importantes cheques, ¿valdría la pena la reacción?

TV: LIV Golf no tiene acuerdos de transmisión. Transmitirá en LIVGolf.com, el canal de YouTube de LIV Golf y la página de Facebook de LIV Golf.

Este artículo apareció originalmente en Palm Beach Post: El comisionado del PGA Tour suspende a los golfistas de LIV. ¿Qué hay de Rickie Fowler?

CONTENIDO RELACIONADO

Con un penal, América conquistó la victoria y la corona número 15, mientras que la Máquina volvió a "cruzazulearla" y quedarse con las ganas de ser campeón