Ofensiva en Serie – Ingratitud Hacia Bill

Hoy voy a hablar de mi ex-entrenador, Bill Parcells, alguien quien fue duro conmigo, pero de quien aprendí la importancia de la organización

Por Raúl Allegre

NFL NY Giants Bill Parcels 1000-750

Raúl Allegre recuerda a su coach Bill Parcells en esta entrega del 2003. No te pierdas cada semana EL ARCHIVO de la OFENSIVA EN SERIE, y revive los análisis que RAÚL ha realizado desde la temporada 2003.

Antes de comenzar esta segundo versión de la “Ofensiva en Serie” quisiera dirigirme a aquellos aficionados al deporte de las tackleadas de habla Hispana quienes aprendieron los nombres de los equipos de la NFL en su lengua natal.  A partir del día de hoy, por decreto del alto mando de ESPN, me voy a referir a los equipos de la NFL en sus nombres en Inglés.  Esto será en esta columna, en NFL Semanal y en los juegos de los Domingos por la noche.  No es un cambio radical de mi parte, es un esfuerzo de nuestra empresa para darle consistencia a nuestra comunicación.

Hoy voy a hablar de mi ex-entrenador, Bill Parcells, alguien quien fue duro conmigo, pero de quien aprendí la importancia de la organización, la preparación exhaustiva y la atención a los más pequeños detalles.  Parcells es el responsable de mis canas prematuras, pero también de muchos de mis logros tanto en mi carrera deportiva como profesional.

Por azares del destino o por capricho de la NFL, Bill Parcells, en su retorno como entrenador de la NFL, va a enfrentar en casa ajena a los cuatro equipos que ha afectado en su carrera de entrenador: New York Giants, New England Patriots, New York Jets y Tampa Bay Bucanneers.  Lo hará estando al frente de la franquicia que más apasiona a los aficionados de la NFL, los Dallas Cowboys

Ya me imagino el fervor entre los aficionados la semana previa a estos partidos.  La ira, la saña y el despecho que serán dirigidos a Parcells serán sin precedente cuando pise el campo de juego, pues todos y cada uno de estos fanáticos se sienten como abandonados en el altar antes de su boda.

La reacción aunque humanamente comprensible, me parece injusta.

Un dicho común en la NFL es “qué has hecho por mi últimamente?”  La tendencia de los fanáticos es olvidar los beneficios del pasado, a cambio de los resultados del presente y las promesas del futuro, algo así como un niño de tres años que insiste en ver la misma caricatura una y otra vez.  Parcells es considerado un traidor en cada uno de esos lares por haber establecido un programa exitoso y después haber abandonado el barco.  Pero que corta es la memoria de estos aficionados.

Antes de 1986, los New York Giants habían padecido por espacio de 30 años desde su último campeonato de la NFL en un equipo que contaba con Tom Landry y Vince Lombardi como coordinadores defensivo y ofensivo respectivamente. 

En su cuarto año al frente del equipo, New York con Phil Simms y Lawrence Taylor arrasó con la competencia en los playoffs para lograr su primer título de Super Bowl.  Cuatro años después, las huestes de Parcells repetirían como campeones de la NFL en lo que sería su última campaña al frente del equipo de la familia Mara. 

Unos meses después, Parcells sería sometido a una intervención quirúrgica para reparar problemas en su sistema cardíaco, pero nadie hasta la fecha repararía los corazones de los aficionados de los Giants.

El segundo turno de Parcells como entrenador en jefe de la NFL fue en New England, una franquicia de la antigua AFL cuyo logro mayor fue evaporado por los Chicago Bears en el Super Bowl XX.  Después de una temporada de 4-12, Parcells asumió el control de este equipo respondiendo al ruego de su entonces dueño. 

Después de un comienzo incierto, Parcells no tardó en instalar su sistema y traer a su estilo de jugadores.  Los Patriots alcanzaron el Super Bowl en 1996 cayendo ante Green Bay en el Super Bowl XXXIII. 

Parcells dejó el equipo por diferencias con su Robert Kraft, el nuevo dueño el cual Parcells no había anticipado, pero los cimientos de una franquicia ganadora quedaron sentados.  5 años después, Bill Belichick, el brazo derecho de Parcells durante toda su carrera, junto con varios entrenadores cuyas carreras en la NFL se deben a Parcells, vencerían a los St. Louis Rams de manera dramática.  Gracias Bill por Adam Vinatieri, Ty Law, Lawyer Milloy (oops), Willie McGinest y nuchos más.  A pesar de la debacle del Domingo, New England está en el primer plano de la NFL.

Al dejar abruptamente a los Patriots y unirse a los New York Jets, Parcells abrió heridas en New England que tardarán en cerrar ahondó una gran rivalidad.  Una vez más, un dueño pretendió sus servicios y en 1997, Parcells asumió el control del equipo del ahora difunto Leon Hess

En sólo una temporada, una franquicia que era el hazme reír de la liga bajo Richie Kotite, se convirtió en equipo ganador.  Dos años después llegarían el juego de campeonato de la conferencia americana quedando Parcells a un paso de ser el único entrenador en la historia en llevar a tres equipos al Super Bowl. 

Queriendo evitar otra situación engorrosa con un nuevo dueño, la muerte de Leon Hess precipitó la salida de Bill Parcells de los Jets, no sin antes dejar a un grupo de jugadores jóvenes que serían la base de un equipo de playoff bajo Herman Edwards.  Gracias Parcells por Chad Pennington, Curtis Martin, John Abraham, Shaun Ellis y Kevin Mawae.

En Tampa Bay la situación fue diferente.  Parcells había accedido a ser el entrenador de los Bucanneers en un par de ocasiones, primero con Hugh Culverhouse y después con Malcolm Glazer, cambiando de opinión en el último momento por razones desconocidas. 

Culverhouse contrató a Tony Dungy quien sentó las bases de una gran defensiva, y Glazer a John Gruden, quien completó el trabajo del lado de la ofensiva.  No podemos atribuirle este éxito a Parcells, pero los resultados fueron positivos para Tampa Bay.  A pesar de eso, los abucheos al estratega de Dallas se harán oír el próximo 26 de octubre.

Dudo que Parcells asuma el control de otro equipo después de Dallas.  A su edad, con sus problemas de salud y los rigores de la profesión, Dallas será su última parada.  No me sorprendería que después de dejar a este equipo su nombre fuera abucheado también durante un juego de playoff.

Recuerda que cada semana publicaré una entrega del ARCHIVO DE LA OFENSIVA EN SERIE y cada tres semanas habrá una nueva entrega con todas las novedades en la NFL.

Pero todos los miércoles tendremos el análisis en vivo en PUNTO EXTRA y los jueves EL PODCAST DE PUNTO EXTRA.

CONTENIDO RELACIONADO

Raras veces hay algún jugador disponible en la Agencia Libre como fue Peyton Manning en 2012 y aún en su caso, no era garantía que podría jugar.