Ofensiva en Serie – La semana 11

La posición más difícil de jugar en el mundo de los deportes es la de QB. Se requiere, primero que nada, una gran inteligencia para procesar información rápidamente

Por Raúl Allegre

NFL Jacksonville Trevor Lawrence 1000-750

La posición más difícil de jugar en el mundo de los deportes es la de QB. Se requiere, primero que nada, una gran inteligencia para procesar información rápidamente y tomar decisiones en fracciones de segundo.

Un buen QB tiene que ser un líder innato. Los grandes lanzan con precisión milimétrica. Ayuda tener un brazo potente, pero no es algo imprescindible. Por estas razones, son pocos los considerados élite y por lo mismo, perciben salarios estratosféricos.

Hoy, la posición de QB en la NFL está en crisis.

Cada año salen varios prospectos del FA colegial que prometen, pero por varias razones, no alcanzan su potencial. La tendencia entre muchos fans es que vale la pena hacer “tanking” es decir perder intencionalmente, con la idea de ir por el prospecto más codiciado. No siempre resulta.

CONTENIDO RELACIONADO

El dicho más trillado en la NFL, dice: Las ofensivas venden boletos, las defensivas ganan partidos y los equipos especiales deciden campeonatos
Las revanchas entre equipos con los mismos entrenadores en la historia del Super Bowl no han sido favorables para el equipo perdedor