Ofensiva en Serie – Super Bowl

El dicho más trillado en la NFL, dice: Las ofensivas venden boletos, las defensivas ganan partidos y los equipos especiales deciden campeonatos

Por Raúl Allegre

NFL Kansas City super bowl campeones 1000-750

Es el dicho más usado, podemos decir “trillado”, en la NFL. La mayoría no lo dice bien. Es: “Las ofensivas venden boletos, las defensivas ganan partidos y los equipos especiales deciden campeonatos”. En este caso, resume claramente la temporada, pero sobre todo, el Super Bowl, de los campeones Kansas City Chiefs.

No fue la mejor temporada regular de KC. De hecho, no jugaron bien a lo largo de 2023, hasta los playoffs. Perdieron cuatro veces en su normalmente impugnable estadio, Arrowhead. Los dimos por perdidos después de la lamentable actuación contra Raiders en Navidad cuando Mahomes regaló dos TDs ofensivos. Todo cambió durante los playoffs.

Hay muchos factores que influyen para que un equipo gane un campeonato. Dos son, la suerte y evitar lesiones. Los Chiefs fueron afortunados en enfrentar a dos equipos con defensivas severamente mermadas. Miami visitó un gélido Kansas City con cinco titulares fuera, y los Bills estuvieron a un gol de campo de mandar el partido a tiempo extra aun sin contar con cuatro defensivos clave, y usando a un LB, AJ Kleine, que unas semanas antes de los playoffs estaba planeando un viaje de vacaciones por carretera con su familia.

Los Chiefs tuvieron también bajas en sus líneas, como Bryan Cook, Derrick Nnadi y Charles Omenihu, pero ninguno de ellos tien el nivel o la relevancia de los jugadores ausentes de Miami o Buffalo.

Como dijo el narrador de Kansas City, “los Chiefs son inevitables”. Ganaron sin tener una ofensiva devastadora. Ganaron gracias a su defensiva.

El MVP del Super Bowl fue Patrick Mahomes, pero el verdadero MPV, en este caso “Most Valuable PERSON”, fue Steve Spagnuolo, su coordinador defensivo.

El SB LVIII no empezó bien para los Chiefs.

Al finalizar el primer cuarto habían ejecutado solamente siete jugadas, contra 17 de San Francisco; habían logrado sólo una primera oportunidad, contra siete de los 49ers; la diferencia en yardas era de 125 a 16, pero el marcador indicaba una ventaja de los Niners de 3-0, resultado de un “fumble” de Christian McCaffrey en la primera serie ofensiva y un gol de campo de 55 yardas, que impuso marca del más largo en la historia del Super Bowl, de Jake Moody. La defensiva de Spags los mantenía en el partido.

Poco a poco fueron ocurriendo factores que tendrían un impacto ENORME en el desarrollo del juego. El primero fue la increíble lesión de Dre Greenlaw cuando ingresaba al terreno de juego para la cuarta serie ofensiva de los Chiefs. Dre sufrió una ruptura del tendón de Aquiles, simplemente al entrar corriendo al campo.

Su baja creó un hueco ENORME que Andy Reid aprovechó sin misericordia. Su reemplazo, Oren Burks, fue explotado una y otra vez a lo largo del partido. Otra lesión que también tendría impacto en tiempo extra fue la del guardia Jon Feliciano, quien a veces alterna con Spencer Burford, como sucedió en el 2º cuarto, pero que sufrió una lesión, aparentemente en el abdomen, al final del período.

Los Niners lograron una ventaja de 10 puntos con un TD de McCaffrey en una jugada de fantasía diseñada por Kyle Shanahan, que fue criticado por muchos al final del partido y de lo cual hablaré más adelante, en la que recibió un pase de Jauan Jennings. Mahomes pudo hilvanar una serie de 13 jugadas para 70 yardas para cerrar el primer tiempo con un gol de campo de Butker.

San Francisco continuó con su dominio, pero una vez más la defensiva de los Chiefs entró al rescate cuando Mahomes fue interceptado en la primera serie ofensiva del tercer cuarto. Forzaron un tres y fuera siendo agresivos en 1ª oportunidad con una carga perfectamente sincronizada de Leo Chenal, que dio un partidazo, seguida de un castigo de Aaron Banks por “movimiento en falso”, que los forzó a lanzar las siguientes dos jugadas. A partir de este momento, Spags estaba en “modo de ataque”, defensivamente, mandando cargas prácticamente en cada 3ª oportunidad de la ofensiva de SF.

El punto de inflexión del partido fue, sin lugar a dudas, el “muffed punt” (¿balón “malabareado”?) faltando 2:32 en el tercer cuarto. Ray-Ray McCloud, el “regresador” de despejes de los Niners fue el responsable de la entrega. Tuvo tiempo suficiente, 4:64, en un despeje de 40 yardas, para primero atrapar el balón. Optó por tratar de que sus compañeros se alejaran, pero Darrell Luter estaba enganchado con un jugador de SF y el balón rebotó en su pie.

Después, McCloud trató de agarrar el balón y correr, en lugar de solamente recuperarlo. Hasta ese momento, la ofensiva de Kansas City no había encontrado la zona de anotación de los Niners. Lo hicieron en la siguiente jugada en un pase sobre el abrumado Burks, en el área de la cobertura de zona que le habría correspondido a Greenlaw.

Antes de ese momento, la ofensiva de Mahomes había tenido nueve series ofensivas logrando solamente seis puntos y entregando el ovoide en dos ocasiones. A partir de ahí, anotaron 13 puntos en las siguientes series ofensivas incluyendo el TD de la victoria en tiempo extra.

Los factores decisivos del partido fueron, el “muffed” punt, la baja de Greenlaw, la táctica de Andy Reid, y el talento y temperamento increíbles de Patrick Mahomes.

Ya describí los dos primeros factores. Al tema de los equipos especiales, falta agregarle el punto extra fallado por Moody que afectó la estrategia ofensiva de los Chiefs el resto del partido. Teniendo el gol de campo prácticamente asegurado, usaron jugadas más conservadoras.

Andy Reid fue magistral en el cierre de partido. Faltando 6:40 en el tercer cuarto, Reid mandó una jugada de “Zone Read”. En este tipo de jugadas, el QB “lee” a un defensivo, en este caso fue Nick Bosa, y tiene tres opciones, darle el balón al RB si el defensivo se queda en su lugar, quedarse con el ovoide si el defensivo “se clava”, y luego lanzar o correr. Bosa fue por el RB, Mahomes se quedó con el balón y corrió para 22 yardas.

Reid se guardó esa jugada hasta el momento oportuno de volverla a usar, que fue en 4ª y 1 al iniciar la serie ofensiva en tiempo extra cuando perdían por tres puntos. En esa situación, Bosa fue una vez más por el RB, y Mahomes retuvo el ovoide para extender la serie sin ningún problema. Mahomes tuvo lecturas oportunas para diagnosticar las cargas que mandó Steve Wilks, el coordinador defensivo de San Francisco, lanzó pases precisos y extendió esa última serie ofensiva.

El TD de la victoria fue en la jugada “corn dog”, la cual usaron dos veces en el SB LVII para anotar contra Filadelfia. También empezó como “zone read”, pero ahora Mahomes encontró a Mecole Hardman completamente solo en las diagonales.

Fans de 49ers criticaron duro a Kyle Shanahan, en particular la decisión de tomar el balón en tiempo extra en lugar de patear y tener la segunda serie ofensiva. El argumento tiene validez. Respecto a Shanahan, veo tres situaciones en las que se puede cuestionar sus decisiones. Ninguna de ellas, en mi opinión, fue la razón por la que perdieron el SB.

La primera se dio al final del partido cuando en 3ª y 5, después de la pausa de los dos minutos. Antes, en 1ª oportunidad, McCaffrey había acarreado para cinco yardas. En 2ª Purdy completó con George Kittle pero no avanzaron nada. Habría sido mejor correr, y tener la opción quizás de jugársela en 4ª y corto. Habrían consumido alrededor de 30 segundos, pero probablemente Reid habría pedido un tiempo fuera. Esa decisión no fue de consecuencia.

La siguiente fue en tiempo extra de la yarda nueve de los Chiefs, esta vez en 3ª y 4. En esta ocasión corrieron en 1ª y 2ª oportunidad. La misma lógica aplica. Al igual que en la jugada de 3ª y 5, Spagnuolo mandó una carga que forzó un pase incompleto.

La jugada, en realidad, pudo haber funcionado. Lo que cuestiono altamente fue la protección, o falta de, sabiendo que Spags mandaría otra carga. Hubo confusión en la línea y Burford, que tenía enfrente a Chris Jones, se movió a su izquierda, Colton McIvitz a su derecha, y Jones entró “como Pedro por su casa” provocando que Purdy apresurara su pase.

Tanto Brandon Aiyuk como Jauan Jennings estaban desmarcados en la zona de anotación. La responsabilidad en ese momento de ajustar la protección era de Purdy. Brock dio un gran partido, pero demostró que todavía le falta madurar en cuestión de ajustes en la línea de golpeo. En esa jugada, tanto Kittle como McCaffrey salieron en movimiento en lugar de haberse quedado a proteger.

La decisión del volado me pareció la correcta. Expertos en “analytics” están divididos, exactamente un 50/50, en las probabilidades de recibir o patear. Alegan que al tomar esa decisión, le daba cuatro oportunidades a Mahomes para conseguir un primera y diez.

Para mí la decisión fue la correcta. Kyle declaró que prefería la oportunidad de tener una tercera serie ofensiva. Dos factores son importantes: 1) su defensiva había estado en el terreno de juego, al final del último cuarto, en una serie de 11 jugadas para 64 yardas que culminó en el gol de campo del empate. Se empezaban a fatigar. 2) hasta el momento, la ofensiva de los Chiefs no había tenido una serie ofensiva larga para TD. El único TD anotado fue de 16 yardas en una sola jugada después del “muffed punt”.

Un último factor que determinante en el resultado es que las estrellas de Kansas City jugaron como estrellas, los de SF no. Los mejores pagados, Mahomes, Jones y Travis Kelce, fueron determinantes, los mejores pagados de Niners, no tanto. Deebo Samuel fue neutralizado por Trent McDuffie. Purdy le lanzó once pases y completó sólo tres. Trent Williams fue dominado en más de una ocasión

Ambos equipos deberán ser serios contendientes para 2024, pero la “cruda” de perder un Super Bowl pega fuerte, como lo pueden confirmar los Eagles. Habrá agentes libres importantes. Para los Chiefs, los dos más importantes on Chris Jones y L’Jarius Snead. Brett Veach tendrá que ser creativo para retener a ambos. Del lado de San Francisco, Chase Young, que jugó mejor, Javon Kinlaw y Tashaun Gipson, son los agentes libres más importantes. El regreso de Talanoa Ufanga, junto con el desarrollo de Ji’Ayir Brown, podrían forzar la salida de Gipson.

John Lynch no puede, con base al acuerdo laboral colectivo, extender a Brock Purdy quien regresa con un paupérrimo salario de 1MDD. Brandon Aiyuk tiene contrato en 2024 que le pagará 14.124 MDD, pero seguramente buscará una extensión. Jauan Jennings, que tuvo un gran partido, será agente libre restringido, y seguramente recibirá ofertas. SF tiene la opción de ofrecerle un contrato de compromiso (“tender offer”), estableciendo un salario predeterminado y una compensación en caso de que firme con otro equipo.

Finalmente, esta nota aparecerá, más o menos, cada tres o cuatro semanas durante el receso de temporada hasta Septiembre, cuando volverá a ser semanal.

¡Hasta entonces!!

Recuerda que el análisis inmediato del Super Bowl lo tuvimos junto a Eric Gómez en El Quinto Cuarto; y este miércoles tendremos el análisis con Roberto Abramowitz y Javier Trejo Garay en PUNTO EXTRA: y el viernes no te puedes perder LA HORA ALLEGRE con Roberto Abramowitz y LALO VARELA.

CONTENIDO RELACIONADO

Raras veces hay algún jugador disponible en la Agencia Libre como fue Peyton Manning en 2012 y aún en su caso, no era garantía que podría jugar.