Suspendido por un año propietario de Phoenix Suns

Robert Sarver, propietario de Phoenix Suns fue suspendido un año por la NBA por denuncias de mala conducta en el trabajo

Por Especialistas del Deporte

NBA_SUNS_FINAL_1000_750

El propietario de los Phoenix Suns, Robert Sarver, fue suspendido por un año y multado con 10 millones de dólares por parte de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) el martes luego de una investigación independiente sobre denuncias de mala conducta en el lugar de trabajo.

La investigación encontró que Sarver, quien compró los Suns y Phoenix Mercury de la WNBA en 2004, se involucró en una conducta injusta hacia las empleadas, incluidos «comentarios relacionados con el sexo» y comentarios inapropiados sobre la apariencia de las empleadas.

También se descubrió que Sarver, quien cooperó plenamente con el proceso de investigación, usó un insulto racial en al menos cinco ocasiones «al contar las declaraciones de otros».

«Las declaraciones y la conducta descritas en los hallazgos de la investigación independiente son preocupantes y decepcionantes», dijo el comisionado de la NBA, Adam Silver, en un comunicado.

«Creemos que el resultado es el correcto, teniendo en cuenta todos los hechos, circunstancias y contextos que surgieron de la investigación exhaustiva de este período de 18 años y nuestro compromiso de mantener los estándares adecuados en los lugares de trabajo de la NBA«.

La NBA encargó su investigación luego de un artículo de ESPN en noviembre de 2021 que detallaba las acusaciones de racismo y misoginia durante el mandato de Sarver. Sarver negó las acusaciones y dijo que agradecía una investigación.

Los Suns no respondieron de inmediato el martes cuando se les pidió que comentaran.

Como resultado de su suspensión, Sarver no puede estar presente en las instalaciones de ningún equipo de la NBA o la WNBA, tener ninguna participación en las operaciones comerciales o de baloncesto de ninguno de los clubes ni asistir o participar en las reuniones de la junta directiva de ninguna de las ligas.

Durante su suspensión, Sarver también debe completar un programa de capacitación centrado en el respeto y la conducta adecuada en el lugar de trabajo.

«Independientemente de la posición, el poder o la intención, todos debemos reconocer el impacto corrosivo e hiriente del lenguaje y el comportamiento racialmente insensibles y degradantes», dijo Silver.

«En nombre de toda la NBA, pido disculpas a todos los afectados por la mala conducta descrita en el informe de los investigadores. Debemos hacerlo mejor».

La investigación también corroboró casos de mala conducta en el lugar de trabajo por parte de los empleados de Suns que no estaban directamente relacionados con Sarver y la falta de políticas y controles organizacionales adecuados.

Entre otras cosas, la investigación encontró casos de insensibilidad racial, maltrato de empleadas, comentarios inapropiados relacionados con el sexo o la orientación sexual y comunicaciones irrespetuosas.

La investigación también concluyó que la función de recursos humanos de los Suns ha sido históricamente ineficaz y no un recurso de confianza para los empleados que fueron objeto de actos de conducta inapropiada en el lugar de trabajo.

La mayoría de los empleados de los Suns que participaron en estos actos de mala conducta durante el período de investigación de 18 años ya no son empleados de la organización.

La investigación incluyó entrevistas con 320 empleados actuales y anteriores y con Sarver, así como la evaluación de más de 80 000 documentos y otros materiales, incluidos correos electrónicos, mensajes de texto y videos.

CONTENIDO RELACIONADO

Con un penal, América conquistó la victoria y la corona número 15, mientras que la Máquina volvió a "cruzazulearla" y quedarse con las ganas de ser campeón